EXPLOTACIÒN JUVENIL EN CHIHUAHUA

Chihuahua, Chih 21 de marzo del 2017

EDITORIAL: LO QUE OTROS CALLAN”
EXPLOTACIÒN JUVENIL EN CHIHUAHUA
Existe en nuestra capital y en toda la Entidad, una gran variedad de explotación laboral  JUVENIL solapada por las Autoridades de Trabajo, Gubernamentales de todos los niveles, IMSS, así como por las Cámaras Empresariales, que se ponen un disfraz de respetable puritanismo, mientras en el fondo pasan por alto la Ley Laboral y la Constitución.

Aprovechando la necesidad de trabajo que miles de jóvenes chihuahuenses tienen, cientos de empresas que lucran con sus penurias.

Muchos tienen una educación Media y Superior, por lo que están perfectamente calificados. Otros, proceden de una clase media “bloqueada”, para ingresar a la Universidad y demás Centros de Educación, pero aún así están provistos de una formación que no es debidamente valorada en el Mercado de Trabajo del Estado. Muchos jóvenes son marginados y situados en la periferia no solo del sector laboral, sino en lo social. Existen en el Estado, un millón 500 mil personas en edad de trabajar que NO TIENEN EMPLEO FORMAL, de los cuales 570 mil son jóvenes entre 15-19 años (51% son mujeres), 300 mil entre 20-24 años (50% son hombres), 380 mil entre 25-29 años y 250 mil entre 30-34 años. La Explotación de los jóvenes se enmascara bajo la fórmula del Trabajo Parcial, Servicio Social, Prácticas Profesionales, economía subterránea, trabajos a domicilio, etc.

Los mensajeros que hoy están en auge, son trabajos de colaboración del empleado con el empleador ¿significa esto un progreso económico y social de la juventud? no, todo lo contrario, si se toma en cuenta que no hay desahogo económico de tales “empleados”. Hay que destacar, que en este tipo de labores las prestaciones laborales de Ley son regateadas en su totalidad. El alto grado de explotación de jóvenes chihuahuenses es muy visible. Pululan “empresas” que utilizan a los jóvenes para promover tarjetas de crédito, servicios telefónicos agencias de viajes, artículos deportivos, etc.; los utilizan para asediar a los posibles clientes de productos o servicios. Son mas de 4 mil teleoperadores que laboran en mas de 10 Call Centers, quienes trabajan a partir de bases de datos proporcionadas por BBVABancomer, Wallmart, SEARS, Suburbia, SAM`S Club, nómina Bancomer y Tarjeta Paisano. Se encuentra también Atento México, filial de la Compañía Española Telefónica, dedicada a perseguir a clientes para que contraten tarjetas de crédito, paguen sus saldos vencidos ò compren algún otro sistema de “dinero plástico”. Todas ellas aprovechan los vacíos legales, para la protección de datos personales que utilizan para hostigar a clientes morosos.

Los muchachos son obligados a cumplir cuotas diarias para así “capturar” de 30 a 40 clientes, vía telefónica, por una miserable paga de 3 mil 200 pesos mensuales, por mas de 40 horas a la semana.

Otras empresas, medran “aprovechando” los estudios computacionales de los jóvenes, para así llenar pólizas de seguros, promover venta de refacciones, publicidad, etc.

Un ejemplo de explotación juvenil, lo tenemos en la empresa denominada Atención Telefónica ubicada en Ojinaga y 5ª. De esta ciudad. Ahí los salarios que se pagan son de hambre y solo se puede laborar tiempo parcial. No se les permite ir a los servicios más elementales, para cubrir sus necesidades fisiológicas; en el lugar de trabajo asisten 800 jóvenes sentados en incómodas sillas y confinados en pequeñísimos espacios, para hablar y promover, asì como responder dudas de los usuarios de teléfonos celulares. Esta empresa es sub-contratista de Telcel, para evitar que ésta asuma sus responsabilidades laborales, y ha crecido a base de explotación vergonzante de nuestros jóvenes; ¿lo duda? Lo invitamos a usted y a las autoridades laborales a comprobar el hecho y preguntar a los jóvenes que ahí laboran sobre las condiciones que lo hacen, así como sus salarios. Desgraciadamente nuestras Universidades (incluida la UACH) y escuelas de educación Superior, no forman emprendedores ni tienen oficios, ni profesiones libres que aseguren la independencia económica, sino solo “ocupadores de Puestos” en las Burocracias Oficiales y Privadas. La situación de explotaciòn es alarmante en Chihuahua, sin que a nuestros Gobernantes de Chihuahua les preocupen ni se inmuten las Autoridades Laborales. 

Cada año egresan de las Instituciones Educativas jóvenes con los siguientes niveles: 25 mil profesionistas, 35 mil bachilleres, 5 mil normalistas, 35 mil de escuelas técnicas – media superior; es decir 100 mil jóvenes sin futuro asegurado y eso sin tomar en cuenta a miles que se han quedado sin ingresar a las escuelas. Las cifras del desempleo juvenil son dramáticas en este país de “oportunidades”. Hay en la Nación 25 millones de jóvenes desempleados y se prevé que llegue el doble si seguimos por el mismo camino, en los próximos 10 años. En los últimos dos años, la tasa de desempleo abierto (TDA) subió del 7 al 15% y por si fuera poco cada año 1 millón 450 mil jóvenes se suman a la demanda de empleo. De los jóvenes que logran emplearse, solo el 30% tiene un contrato laboral, el 60% no cuenta con ninguna prestación y solo el 15% se coloca en actividades relacionadas con sus estudios u oficios. A pesar de que el 70% de los jóvenes cuenta con experiencia laboral, se les dificulta conseguir un empleo remunerado. No solo es el desempleo, sino las PRECARIAS CONDICIONES de trabajo, bajos niveles salariales y poca ò ninguna prestación. Para acabarla, los jóvenes NO SON SUJETOS DE CRÈDITO para crear su propia empresa.  Con todo y que nuestros muchachos son explotados, no reaccionan y se han vuelto demasiado sumisos, y aceptan cualquier condición por indigna que sea; se han acobardado.

Ya es común en Chihuahua que las maquiladoras tengan turnos de 4 y hasta 3 horas, sin prestaciones, así como las evasiones de las Leyes a través de contratos perniciosos. Los obreros no toleran las intoxicantes comidas en antihigiénicos comedores. En Chihuahua NO HAN CRECIDO LOS EMPLEOS; las Maquiladoras HAN DIVIDIDO LAS JORNADAS laborales A LA MITAD y por tanto se han incrementado las contrataciones por turnos hasta de cuatro horas, LO QUE DA LA IMPRESIÓN DE CRECIMIENTO LABORAL; simplemente tienen más personas disponibles con medios turnos. Al parecer los jóvenes chihuahuenses, se conforman con poca paga y más horas de trabajo y no luchan por mantener las conquistas laborales ganadas. El patrón de conducta de nuestros jóvenes es de indiferencia y hasta cobardía.

Atentamente
César Augusto Gutiérrez Fierro

E Mail: augu­_gtz@hotmail.com