viernes, 26 de mayo de 2017

Olvido Gubernamental

A 25 de mayo del 2017. Chihuahua, Chihuahua.
Olvido Gubernamental
Por: Ala Sur

El Estado Mexicano, en sus tres órdenes y niveles de gobierno, conllevan una gran deuda con los llamados Ex Braceros y sus familias. Acordarse que a raíz de la Segunda Guerra Mundial, México y E.E.U.U., signaron un convenio. “El Programa Bracero fue un acuerdo bilateral, promovido originalmente por Estados Unidos (…), se dio en un contexto de guerra, pero fue tan exitoso y beneficioso para los agricultores norteamericanos que se prolongó veinte años más” [1]. Su origen resultó la demanda de mano de obra durante la Guerra, y se inició, con el traslado de campesinos mexicanos a aquél país. Gracias a la pobreza y pocos ingresos de los campesinos en México, los Estados Unidos adquirieron rápidamente un superávit a base del trabajo de los jornaleros mexicanos. A la distancia se sabe, que quienes se beneficiaron principalmente con el programa, fueron los Estados de las dos naciones. Además, se suma la explotación laboral, violación de derechos humanos, sueldos bajos, alojamiento impropio, prácticas discriminatorias y la imposición de un ahorro del 10%.
 
“El gobierno mexicano impuso a los braceros (…), a realizar un ahorro del 10% de sus salarios en bancos norteamericanos Wells Fargoy Union Trust Co., de San Francisco, que a su vez serían depositados en el Banco Nacional de Crédito Agrícola de México (…), en 1943 se recaudaron 11.6 millones de dólares y se devolvieron 2.6 millones. En 1944 se habían recaudado 18.4 millones de dólares, en 112,800 cuentas personales y sólo se había reintegrado 10.7 millones (Jones 1946, 22). Como se sabe, nunca se llegó a devolver el total del ahorro, la deuda persiste y actualmente se llevan a cabo movilizaciones de ex braceros que exigen el reintegro de sus ahorros, cincuenta años más tarde”.

Ante la falta de pago de sus ahorros así como su pretendido olvido, Ex Braceros y familiares siguen luchando, logrando impactos de nivel local, nacional e inclusive internacional. Significativas ganancias dejaron sus brazos, de ahí su nombre, al ser despojados de su fuerza de trabajo. Desafiando a los Estados Unidos y al mismo Estado Mexicano, mantienen su combate para que les regresen sus deducciones, hechas a sus pagos de 1942 a 1967, predestinadas a cuentas de ahorro las cuales fueron legalmente garantizadas para ser devueltas una vez su regreso. ¡Cantidades de familias siguen sin recibir cabalmente esos dólares! Sus demandas y juicios se han presentado en Cortes Federales en California, a finales de los 1990 y principios del 2000, se documentaron condiciones anómalas y el destino final de dichas deducciones. En la actualidad, 29 de febrero 2016, la jueza Paula María García Villegas Sánchez Cordero, respondió favorablemente a la demanda de amparo interpuesta por Ex Braceros y familias. Sin embargo, la demanda se encuentra en la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), en espera de una nueva resolución de rechazo o aprobación. Con más de veintidós años, The Mexican Farm Labor Program, coloquialmente conocido como Programa Bracero, patrocinó el cruce de aproximadamente 4.5 millones de trabajadores mexicanos. Ninguna otra política migratoria entre México y USA, ha tenido el impacto que generó entre ambas naciones, ya que hermanó a través de la continua migración, a las clases trabajadoras de los dos países. Por su condición de frontera, Chihuahua fue uno de los principales centros impulsores de dicha política. Los Ex Braceros chihuahuenses dejaron una importante derrama económica para ambas patrias.

Javier Corral niega su atención a Ex Braceros

El actual gobernador Javier Corral pretende olvidar la historia de los Ex Braceros en el estado de Chihuahua. Además, de la ausencia en el cumplimiento de sus promesas de campaña, se ha negado repetidamente en lograr una reunión con familiares y Ex Braceros de la localidad. En palabras de Fidel Chávez, uno de los líderes del grupo: “En Vida queremos nuestro pago”, sostuvo que van más de tres veces que sufren desaires de parte del gobernador.

Viene a colusión el más reciente incidente en descortesía, suscitado el pasado miércoles 24 de mayo. Todo inicia una vez que delante de las cámaras y periodistas locales, durante el pasado desfile del 1º de mayo, Javier Corral se comprometió en otorgar una entrevista con los Ex Braceos, después de que Fidel Chávez lo increpara en dos ocasiones. Después del choque durante el desfile oficial del Día Internacional del Trabajo, entre Fidel Chávez y la escolta de seguridad del gobernador, encabezada por León Escamilla, artero alfil represor del régimen, en el cruce de las avenidas Ocampo y Aldama, el contingente de Ex Braceros no cesó en su intento por ser atendidos por parte de la figura gubernamental. En dicho momento Javier Corral ordenó y delegó a su Secretario Particular de nombre José Luévano, que arreglara los pormenores del asunto. Así se programó una fecha, de la cual, restaría definir el horario exacto de la reunión por parte de José Pablo Mendoza, integrante del gabinete de Corral y quien se comunicaría una vez definida la hora. Llegado el día 24, José Pablo Mendoza, nunca se comunicó para definir el horario exacto. De tal suerte que el pasado miércoles 24 del mes en turno, acompañado de una treintena de familiares, Fidel Chávez y otros líderes Ex Braceros, otorgaron una entrevista a este medio en la afueras de Palacio de Gobierno, frente a lo que llamaron una descortesía más del gobernador actual y su equipo de trabajo, sólo que ahora con tintes de burla. Después una breve discusión del tipo asambleario en el lugar entre los Ex Braceros, decidieron no participar de lo que denominaron como una farsa gubernamental, a nombre de Audiencias Públicas.

Finalmente se recordó que a raíz de la Segunda Guerra Mundial, gracias al Programa Braceros, se mantuvo la prosperidad agrícola del vecino país del norte. Fidel Chávez y sus compañeros aglutinados en el grupo de Ex Braceros “En vida queremos nuestro pago”, reiteraron que no permitirán que el gobernador Javier Corral y su equipo de trabajo, se deslinden de la responsabilidad y deuda que el Estado Mexicano asumió con alrededor de 153 mil braceros chihuahuenses y sus familias de aquellos años.  
  
Notas y referencias:
Canción Ex Braceros https://www.youtube.com/watch?v=BJ6AewsZONk    




[1] Durand, Jorge; (2007). El programa bracero (1942-1964). Un balance crítico. Migración y Desarrollo, segundo semestre, 27-43.