viernes, 27 de abril de 2018

Cuestión de Perspectivas

Por: Iván Tarín

El señor Fuentes Vélez, Secretario de Hacienda del gobierno de Javier Corral, quien al menos en los recientes acontecimientos alrededor de la caseta Sacramento, en ninguna ocasión se presentó, parla y parlotea al respecto desde su balcón.

A raíz de la liberalización del camino vecinal paralelo a la caseta de cobro Sacramento, el pasado 10 de abril, por parte de los pobladores y vecinos de la región, se reavivó un añejo conflicto, la vigencia de las casetas de cobro, mismas, que independientemente de las versiones oficiales y gubernamentales se han convertido en una herramienta recaudadora.

En México la libertad de tránsito es un derecho que está garantizado, al menos en papel, por la Carta Magna, misma que incluye al artículo 11º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el cual dice: “Todo hombre tiene derecho para entrar en la República, salir de ella, viajar por su territorio y mudar de residencia, sin necesidad de carta de seguridad, pasaporte, salvoconducto u otros requisitos semejantes.

¡Empero!

El gobierno de Corral resultó similar al de Cesar Duarte, así como otros más que sin importar el color de su partido, mucho menos los discursos de campaña, siguen utilizando y sofisticando los mecanismos recaudatorios, sin importar, que están a punto de reventar la cuerda de la paciencia de algunos sectores en la población.

El encono por las casetas de cobro crece a nivel nacional, personas y grupos de toda la República suman acciones y descontentos en contra del pago por las casetas de peaje.
La liberalización de caminos vecinales y el rodeo de las casetas resultan acciones importantes en la lucha en contra del cobro ilegal e intenciones recaudatorias de empresas y gobiernos de corte neoliberal, como el del panista Corral.

Javier Corral y el secretario de hacienda de apellido Vélez, lo saben, por ello, las declaraciones al respecto: "Indicó que lo único que se ha iniciado, es un acuerdo para levantar un censo, para valorar la posibilidad de que aplique alguna reducción a la tarifa que pagan en la caseta".
Cabe recordar los continuos intentos del gobierno de Corral por disuadir la liberalización del camino vecinal. 

Primero vía Joel Gallegos y su personal, después el fracaso en su intento por desalojar a los manifestantes con el uso de la fuerza pública, para finalmente ofrecer a Martín Solís y un posterior equipo de negociadores.

Quienes anduvimos por allí, sabemos de cierto, que más allá, de sus versiones, sus anhelos y sus miedos la liberación del camino vecinal (el pasado 10 abril), es en sí mismo, una victoria del Movimiento Social en Chihuahua.


Notas relacionadas: